lunes, 1 de diciembre de 2014

Mi primera doble penetración ante una cámara. 1999.

Me gusta lamer todo aquello que me voy a...meter
 Me gusta lamer todo aquello que me voy a...meter

Mi consolador negro ya estaba conmigo. Soy fiel a mis juguetes.
 Mi consolador negro ya estaba conmigo. Por entonces empezábamos a conocernos.

Con el consolador en el espejo se folla muy bien.

Y también se puede ir chupando. Que mi Berg no se quede sin salir.

Así comenzó uno de los orgasmos más recordados por mi.

Mi momento más álgido. Y aún me esperaba lo mejor. Dos pollas en mi.

Berg ya me la tenía metida en mi culito mientras yo lubricaba para que la otra entrara mejor. Aunque ya lo había hecho antes, yo aún estaba muy estrechita.

Las embestidas de Berg me hicieron correrme otra vez. Una vez empiezo, mis orgasmos se suceden uno tras otro. Tengo esa suerte.


Y aquí un fotograma de mi primera doble penetración ante la cámara.
Espero que os haya gustado.
Muuuuuuack!

No hay comentarios:

Publicar un comentario