martes, 13 de junio de 2017

Enculada deseada

    Hola

    Cada vez que vamos a hacer un trío o cualquier otro tipo de encuentro similar, nos gusta prepararnos. Por costumbre tiramos unas fotos, seleccionamos la ropa, los juguetes,... El pasado 2 de junio, Elsa vivió así el preámbulo de su último trío.
   
   Todo comenzó con un simple posado sobre la cama del hotel. Debía prepararme para el encuentro que en horas iba a tener con Sony. Murphy había aplicado sus leyes con  contundencia para evitar ese trío, pero la tarde de ese viernes Sony y Berg me follarían sí o sí. No estaba dispuesta a posponer la cita una vez más, sobre todo porque era un encuentro muy esperado.








     No era capaz de concentrarme. Mi mente repasaba, virtualmente, la imagen de las pollas de Berg y Sony en mi boca. Incluso el sabor de sus miembros parecía inundarla. Me asomé a la ventana en busca de algo de inspiración para el posado. 





   
   Solo pensar en la follada que los dos pervertidos me iban a pegar por la tarde, me tenía a mil. Sin dudar, cogí un par de juguetitos, el lubricante, y comencé a dilatar mi culito. Primero la cremita, luego uno dedo, después otro, un juguetito,...





   
   Trabajé mi culito lo mejor posible para que, a la hora de ser doblemente penetrada por Sony y Berg, sus pollas entraran con más facilidad. No pude por menos que masturbarme. El anal es la práctica con la que he conseguido alcanzar mis mejores orgasmos. Cada vez que siento una polla dentro de él, la mano se escapa y comienza a trabajar mecánicamente.



    Pero cuando ofrecí la imagen de mi culito follado por aquel consolador pequeñito, Berg no tuvo piedad. Con impetuosidad arrancó la pollita, me bajó al suelo, y sin darme la vuelta ni pensarlo dos veces...me metió su verga hasta el alma. 


  




   Evidentemente estaba tan cachondo como yo. Nos pasa antes de cada encuentro con amigos y seguidores. Por suerte nos conocemos lo bastante bien para saber qué queremos cada uno en cada momento. Y en ese instante, él necesitaba follarme con fuerza, y yo estaba deseando que me hiciera correr castigando mi culo. Y así ocurrió. Ambos gritamos de placer hasta el clímax. 


   Ya relajados, nos duchamos. Vestidos y con la bolsa preparada, llamamos a Sony: "Prepárate. Ya estamos saliendo para allá".

    Y pronto más.

viernes, 9 de junio de 2017

Elsa, Berg, Sony y, como no, unos gifs de sus folleteos

¡¡¡A qué pensabais que se nos habían olvidado!!!

  Como no podía ser de otro modo, también hicimos unos gifs. A disfrutarlos amigos.














   
   Y pronto más.

Sony conoce a Elsa y Berg. Entre dos pollas III

¡Holaaaa!

   A continuación la última entrada del encuentro con Sony. Un trío que difícilmente podremos olvidar. Reiteramos las disculpas por la calidad, pero nos gustó tanto, que de no ponerlas, reventamos.






















   Bueno. Esperando el próximo trío. A ver si, como en esta ocasión, también lo podemos compartir con todos vosotros.

Saludos